MIRADAS


Miradas, roces, palabras con doble sentido…sensaciones, imaginación, deseo, dolor, excitación, sentimientos…y al final alguien se lanza!

Me besó mal, rápido, como si me hubiese robado un beso, me sentía enloquecer, me iba y no sabría nunca que había pasado porque nunca volveríamos a vernos. Ese instante, ese momento, necesitas pensar, preguntas a miles pero nadie te responde, ni siquiera la conciencia, no estoy dentro de mi, ¿dónde habré ido? ¡Céntrate! Piensa, piensa… ¿Quién tiene las respuestas? Él.

-¿Me has robado un beso?
-Si.

Enmudecieron las palabras, corazones desbocados, los pensamientos han volado a lugares donde los tengan en cuenta, aquí nadie va a escucharlos. Los sentidos son los que nos envuelven, el tacto, el olor, el sabor, la vista, el sonido, todos son correspondidos, piel suave, olor intenso, sabor dulce, ojos preciosos, suspiros entrecortados…

No es mi tipo, yo no soy su tipo, lo sé, pero hay algo que nos empuja a estar juntos, a desear comernos el uno al otro y no hay explicación posible. Esto no llegará a ninguna parte, se va a otro país para no regresar, así que esto es un principio-despedida…amargo…¿Qué estoy haciendo? ¿Qué hace él? Historias condenadas al fracaso las hay a porrillo en cada esquina, ¿por qué no en esta?

Un beso suave, lento, lentísimo hasta hacer daño, las manos se nos escapan rebuscando entre las ropas del otro, todo es raro, diferente, conocemos el final de la historia pero seguimos construyendo puentes alternativos. Camisas en el suelo, zapatos olvidados quedan en el rincón. Pruebo el sabor de su piel, recorro su pecho con mis labios, dibujo largos caminos con mis dedos, exploro cada escondite, él descubre los míos, nos necesitamos aunque solo sea en ese momento, no podemos separarnos. Dicen que hay sexo sin amor, no lo creo, si bien entiendo que sea un amor efímero y que este dure lo que dure el sexo.


¿Será así esta vez? Será sexo y punto, los dos creemos que si, solo el tiempo lo dirá. Me repatea pensar así, en plan ¡soy una mujer y necesito estar enamorada! Nooo, no quiero, pero en estos temas no hay reglas ni conciertos, viene como viene…

El placer me arrastra hasta este mundo irreal, sus manos y sus besos me hunden en su cuerpo, el suyo en el mío, lento, muy lento otra vez, nos balanceamos uno dentro del otro, no puedo dejar de besar su pecho, sus labios, acariciar su espalda, enredarme en su pelo, llevarlo hasta el fondo de mi pozo, abandonarme sintiéndome acompañada.

Ese momento es irrepetible, el gozo, la lujuria que nos une, nos hace sentir cosas incongruentes y sentirnos maravillosamente bien al hacerlo, incomprensible.

Todo va cambiando, lo lento se transforma en veloz, los besos en mordiscos, las caricias en arañazos, el abandono en egoísmo, el sexo transforma sensaciones, su vacío se convierte en mi plenitud, por un momento no estás en el mundo. Él y yo.

Perfección. Alguien dijo: la perfección no existe.

Es de madrugada el barco zarpa, no lo veo en la cubierta, acordamos que no habría despedida…
Si alguien te propone una locura…¿Qué haces?¿ aceptas...aunque no te ofrezca todo lo que tu quieras...

Comentarios

Lydia ha dicho que…
Sentirse amada... acompañada... y eternamente enamorada.
Pablete ha dicho que…
Sin lugar a dudas, ACEPTO....

Tierno, dulce y triste esta entrada tuya....me ha gustado.

Un beso fuerte...
Prometeo ha dicho que…
Despedidas, amor; adioses, sexos; abur, aventuras; compañia, silencios entrecortados; soledad rota, besos y caricias....bello, corto y un poco triste.
Un abrazo.
Uma ha dicho que…
aceptar dependerá de lo anclado que este tu barco.
Besos
ODRY ha dicho que…
Si yo no estuviera con mi lucero, ya lo creo que aceptaría, no hay nada más excitante, que pensar que no lo vas a volver a ver, la primera y la última vez, sin miedos, sin dudas, solo entregarse y sentir.
¡Que pasada!
Un besazo guapa
DINA ha dicho que…
Aceptar y enloquecer... esa es la salsa de la vida.

Las locuras están para vivirlas, sin duda !

Besos preciosa
juan rafael ha dicho que…
Si no hay más remedio...
Mescalino ha dicho que…
Para eso están las locuras, para aceptarlas y tirarse de cabeza.

Saludetes!!
Fiebre ha dicho que…
Eso se llaman feromonas. Yo le llamo "la llamada de mis tripas".
Sólo hay que ignorar ese sentir del cerebro que te dice que es algo efímero. Si no, no vives lo mejor.


La llamada de la naturaleza pocas veces está en consonancia con todo lo demás. "Cotidianedad, aficiones comunes, sociedad" etc...

Y al cabo del tiempo, todo lo demás te puede, porque no acabas de compartir TODO y la vida es un conglomerado complicado.

Pero siempre hay que acudir a esa llamada. Pocas oportunidades, poco tiempo, muchas ganas de vivir...

Entradas populares de este blog

ABURRIMIENTO

mi vecino, parte II