en un luegar imaginario...

En un lugar imaginario donde nuestros cuerpos son perfectos donde los años no han pasado y nos encontramos en nuestro mejor momento siento la necesidad física de agarrarte con violencia, de arrinconarte contra la pared, de besarte con furia, quitarte la corbata, arrancarte los botones de la camisa, lamer tu pecho, morderte con fuerza, bajarte los pantalones hasta los tobillos, romperte los calzoncillos y comerte por completo, hacer que gimas, que supliques que llores de impaciencia,, que tu sexo explote en mi boca bajo el influjo de mi lengua, en un lugar imaginario……de mi mente.