SEXO EN MI ALCOBA y en algunas reuniones



Nueve de la mañana, Pandora tiene que acudir a una reunión, acompañada por su puesto de su asesor ÉL, que se maneja como nadie que ella conozca en ciertas situaciones y es de una gran ayuda, pero evidentemente cuando se trata de ayudar a Pandora, su retribución no existe, así que… ¿porqué no darle algún incentivo??¿?¿

Antes de acabar con los últimos retoques personales, (No es que me guste arreglarme demasiado pero un maquillaje y unos buenos tacones, son el tanto por ciento que me falta para ir más segura), en fin, que antes de todo eso, abro mi cajita de sorpresas y saco de su interior otra pequeña cajita que guarda en su interior la última picardía de Pandora, me lo coloco en el lugar preciso y termino con el resto del disfraz. El resultado aunque me esté mal decirlo es bastante bueno, parezco una mujer hecha y derecha dispuesta a comerse el mundo, y más cosas, pero ahora no toca.

Bajo a desayunar y todos alaban el resultado, los niños con sus tostadas y ÉL preparándome el café, muy disimulada me acerco por detrás besándole en el cuello le introduzco en el pantalón un pequeño artefacto y le guiño un ojo mientras sonrío.

Él sabe lo que es, un nuevo juguete con el que hoy nos lo pasaremos genial….

Llegamos a la reunión, la otra parte implicada no ha llegado todavía pero la persona que ha propiciado la reunión nos hace pasar a la sala de reuniones donde nos ofrece café. El ambiente es distendido. Empiezo a sentir en mi interior las ganas de jugar de ÉL. Las vibraciones empiezan lentas y suaves y van aumentando, no le miro, no quiero que sepa que lo siento tan cerca pese a la larga mesa.
Al cabo de unos minutos aparece la persona con la que nos habíamos citado. Un joven de ojos claros y tez morena, con el cabello rubio y rizado que le da aspecto de surfero enfundado en un traje y una corbata, pero lejos de verse encorsetado se mueve con soltura y comodidad. Ninguno de nosotros se conocía y he de reconocer mi sorpresa ante el joven, siempre había pensado que en el mundo de los negocios lo que abundaban eran los señores con barriga prominente y sus años de experiencia, quizá este sea la excepción y me ha tocado la lotería!!!!!!!!

Cada vez que hablo siento dentro el movimiento del aparato, sé que quiere distraerme, pero a pesar de la excitación mis palabras fluyen seguras, quizá sea lo que siento dentro lo que me hace estar tan segura de lo que digo. Me dejo llevar por las recomendaciones del joven, miro dentro del mar de sus ojos y me dejo mecer por la marea, además del huracán que llevo dentro. Por un momento mis ojos se cruzan con los de Él, sabe que me estoy aprovechando de la situación, quizá el tenga en mando a distancia en el bolsillo pero la imaginación la pongo yo, y este joven me parece tremendamente atractivo, creo que se está divirtiendo tanto como nosotros.

Pronto las miradas de los tres se van entremezclando, el joven quizá no sabe de nuestro juego particular pero si algo intuye no le da reparos. Terminamos pronto con todas las dudas legales, nos repartimos el trabajo y nos acercamos a la puerta para despedirnos. Me acerco para estrecharle la mano, en mi interior el huevo vibrador está a plena potencia igual que mi cuerpo, el joven rechaza mi mano lanzándose a darme un par de besos, quizá solo lo imaginara yo pero duraron unos instantes más de lo natural, de lo correcto, quizá sólo lo imaginara yo pero el roce de sus labios amortiguó un suspiro que llegó a mi oídos cargado de deseo.
Primero miro a ÉL, con solo mirarnos sabemos que estamos de acuerdo e sin pensar más invito al joven a desayunar con nosotros en un lugar tranquilo que conozco muy cercano.
Para nada sorprendida, el joven acepta con una sonrisa de oreja a oreja. En el ascensor el espacio es ajustado y me sitúo entre ambos, mis pechos rozan a penas la corbata del joven, pero noto perfectamente toda la excitación de Él sobre mi trasero. Esta mañana será mucho más productiva de lo que yo tenía pensado.
Llegamos a la cafetería de un hotel cercano de la que ya somos clientes veteranos, la conversación nos guía al terreno privado. El joven tiene novia, pero no es para toda la vida, según nos comenta, como dejando la puerta abierta a otras expectativas, ante este comentario Él y yo nos miramos, sonreímos, yo me acerco al joven y le doy un espectacular beso en los labios, jugoso. Nos levantamos y le hacemos una seña para que nos siga.
El ascensor del hotel es un poco más amplio, pero nos sobra la mitad, las manos del joven acarician mis pechos, mientras que Él me levanta la falda y roza mis braguitas, lástima que la habitación estuviera en el primero solamente.

Abrimos la puerta de la habitación 10134, entramos, cerramos la puerta… y tuve la mejor reunión de trabajo de las que he tenido nunca, claro que soy novata quien sabe más adelante….

13 comentarios:

Dashina dijo...

Y porqué narices yo no tengo reuniones de esas? Porqué en mi profesión prácticamente no hay hombres?

Me ha encantado Pandora!

Besos

Sherezade dijo...

Me he quedado con la boca abierta... me parece muy excitante la idea (también sin tercer participante)...

Creo que ha llegado el momento de hacer un regalo ;)

Paradox dijo...

Excelente pandora, que envidia .
Ojala fuera yo el caballerete rubio de tez morena.

Un beso.

panterablanca dijo...

Me encanta este trabajo que tienes.
Un lametón de pantera.

Mescalino dijo...

Si todas las reuniones de trabajo fueran así a nadie le importaría hacer horas extras jejeje

Un besazo!

juan rafael dijo...

Las novatas con práctica dejan de serlo.

prometeo dijo...

Promete y mucho una segunda parte aun mas calidaaaa....y rompedora, abajo los tabues del trabajo y el sexo...¿o no?.
Un fuerte abrazo.

El vecino del 4º dijo...

qué penaaaaaa... ese día también tenía entrevista, casi a la misma hora que tú... pero como tardasteís demasiado... a mí me la "hizo" su compañera... uffffff...ni te cuento Pandora...jejejejejejejjeje...

tu vecino del 4º

Veïna dijo...

Aiiiiiiiiiiiiiii Pandora cuanto te estaba echando de menos!!!

Justo hace un ratito estaba hablando con una amiga sobre los vibradores con mando a distancia, que por lo visto son lo último, así que tendremos que seguir tus pasos y modernizarnos, ajajajaj.

Me alegro de que la reunión fuera bien!

Me ha encantado " ... miro dentro del mar de sus ojos y me dejo mecer por la marea... "

Petonets

Angie dijo...

pues para ser novata no veas, jejejje...

Zebedeo dijo...

Pues a las reuniones que voy yo lo que hay es el prototipo. O sea, como describiste, señores con barriga prominente y señoras con las tetas atraidas por la gravedad. Pss, voy a tener que cambiar de empresa.

Karlos dijo...

¿Y qué es lo que dices que vendessssss...? no es por nada, nooooo, es porque yo necesito alguna reunión de esas ;) Las mías suelen ser, por lo general, jijijiji, un tanto aburridas

Besos

El futuro bloguero dijo...

Que buen regreso...

Me gusta más este cuentito que lo del ilustrator...

Besos vibrantes...